• La educación superior como sistema académico de universidades interrelacionadas constituye la evolución de un concepto eurocentrista originado en el siglo XII, fundamentalmente en Italia y Francia. Actualmente, las universidades tienen la responsabilidad de la formación de profesionales con un alto índice de compromiso social, ético y profesional. El nivel de especialización que demandan los fenómenos de la sociedad amerita una actualización constante de la educación superior. Los procesos formativos en el entorno universitario deben considerar la multicondicionalidad desde lo ético, pedagógico y lo curricular. La preparación técnica que proporcionan las universidades se convierte en conocimiento estéril sin una conducción humanista, que permita discernir al futuro profesional el rol que debe desarrollar para el progreso de la comunidad y de la sociedad en sentido general.