• Es una desdicha vivir en el único país del mundo en el que el Virus ataca al paseante solitario en mitad de sus ensoñaciones campestres… Cuando el espacio público está ocupado por necios y regentado por pillos, el sarcasmo y la sátira son la respuesta más adecuada. Todo para enfatizar una cuestión muy simple que se ha perdido de vista: EL DERECHO A LLEVAR LA CARA DESCUBIERTA Y A RESPIRAR SIN OBSTÁCULOS ES UN DERECHO HUMANO BÁSICO AVALADO POR MILES DE AÑOS DE HISTORIA Y POR TODAS LAS CULTURAS. QUIENES LO ATROPELLAN SON DÉSPOTAS DE LA PEOR ESPECIE.